El cine y sus fuentes de vida

Volviendo al viernes… Buenas tardes a todos los lectores de nuestro blog.

Siguiendo con lo que ya han comentado mis compañeros, esta semana hablamos de fuentes. Digamos que me ha tocado una parte complicada porque… ¿fuentes en internet sobre cine? Un millón. Todo depende del cristal con que se mire.

Mirar, entonces… si lo que se busca es ver una película, hay distintas páginas web que permiten verlas (de pago o no). En España y Latinoamérica principalmente, se utiliza Cuevana para el acceso a los films online sin necesidad de crear una cuenta o pagar para ello. Sus ventajas son, además de las mencionadas, la posibilidad de subtitular las películas y cambiar el idioma a español. También permite una alta resolución de la imagen y distintos servidores (con o sin Java) para la preferencia del usuario y la compatibilidad con el ordenador.

En el hilo de esta fuente está, desafortunadamente no disponible para España, Netflix.  Una página web que te permite el streaming de tus series y películas favoritas a cambio de una suscripción mensual. Tras haberlo utilizado (felizmente) en América, cabe destacar que la cantidad de episodios y films   que ofrecen es impresionante, tanto antiguos como nuevos. Ya sabemos que la televisión en sí está lentamente desapareciendo y siendo reemplazada por productos audiovisuales disponibles en internet. A esto se debe el éxito de Netflix y otras como Hulu (lo siento, sólo disponible en Estados Unidos). Debo mencionar que House of Cards, una serie producida por Netflix, también ha contribuido a su éxito como compañía. Ya, ya… no volveré a hablarles de Kevin Spacey, su protagonista (pero vean la serie si tienen tiempo).

Bueno, no se puede hablar de cine sin hablar de Youtube. Todos sabemos lo que es, todos hemos entrado por lo menos una vez (a la semana me atrevo a decir).  Muchas escenas de películas, trailers están en este website. Lo quiera Warner o no. Incluso películas completas y especialmente las antiguas, cuidando siempre los derechos de autor, por supuesto. Para el que no había visto Notorious (1946) de Hitchcock, he allí la respuesta.

Otra fuente importante (que ya he citado en este artículo) es Internet Movie Database (IMDB). Este website es una base de datos virtual que ofrece información exhaustiva de cine, televisión, videojuegos… Hay de todo. También te dan la opción de registrarte para poder puntuar, comentar, recomendar sus opciones audiovisuales. Hay una lista de las 250 mejores películas de todos los tiempos, votadas por los usuarios. Recomiendo prestarle atención este fin de semana. Rotten Tomatoes (tomates podriddos) es de la misma clase, un poco más crítica en cuanto a los puntajes y comentarios de películas. También recomendada.

Para los más curiosos, les presento Criterion Collection, o simplemente Criterion. Se trata de una compañía distribuidora de vídeos reconocida por vender “films importantes tanto clásicos como contemporáneos” a aficionados de la materia. Desde ensayos hasta galerías de fotos y posters de película, esta versión online de Criterion ofrece mucho más (de lo que es mucho mejor) para los que no les basta con ir al cine. Polish Poster

Foto: Criterion Collection, Around the world with 8 1/2.

El recién fallecido Robert Ebert también nos da un poco más de lo que hubiesemos pedido. Su website nos da reviews y ratings, así como las mejores películas del momento. Roger Ebert fue un crítico de cine americano, periodista y guionista. Formó parte del prestigioso diario Chicago Sun-Times como crítico desde 1967 hasta su muerte en 2013. Bastante tiempo dedicado a su pasión. En 1975, fue el primer crítico de cine en ganar un Pulitzer por este trabajo.

No puedo dejar de mencionar los libros…. Sí, para cine, los libros y los artículos nos dan un enfoque más académico del tema, si lo que buscamos es un análisis profundo de un film o director en específico. Para American Beauty,  utilicé Google Scholar para informarme sobre el tema, cosa que podría hacerse con cualquier otra película. Y si se trata de directores reconocidos, la información disponible es infinita. Les invito a que lo prueben. Desafortunadamente, las búsquedas en inglés tienen muchos más resultados. También los libros (ya sea en bibliotecas o fuentes virtuales) pueden dar una visión aún más amplia de lo que se quiera investigar. Ya me ocurrió un asunto de curiosidad resuelto por los libros con Lost in Translation. 

Espero no haberlos aburrido demasiado.

No podemos olvidar como fuente… ¡El propio cine! Qué mejor lugar para entretenerse e informarse que una sala de cine. Aprovechemos el fin de semana para empaparnos de conocimiento e imaginación tras las pantallas gigantes. Nos leeremos la próxima semana.

Giselle Villeta Pellerano

@g_vp

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s