literatura brasileña

Bienvenidos al vuelo literario de los jueves, esta semana vamos a hablar de la Feria del Libro de Frankfurt, que es una de las ferias literarias más importantes del mundo, por no decir la más importante.

Uno de los protagonistas de esta edición es Brasil, entre otras muchas actividades que se organizan en este maravilloso y tremendo espectáculo editorial y cultural. Como acostumbramos en este espacio vamos a tratar de un personaje importante pero desconocido… Para nosotros, para nuestro pequeño y reducido mundo, no para el resto del mundo.

Nuestro personaje importante es Rubem Fonseca. Nacido en 1925 en Juiz de Fora un pequeño municipio al sureste de Brasil. Fonseca comenzó su trayectoria literaria a una edad tardía, exactamente a los 38 cuando se dedicaba a la abogacía. Fue a esta edad cuando publicó su primer relato Los Prisioneros, se trata de once cuentos engarzados en un marco de novela negra, que creará un precedente para el novel autor que aun se mantenía deudor de muchas influencias. Poco a poco iría creando un estilo más personal, hasta ser uno de las mejores voces de la historia de la literatura brasileña.

En su primera novela fue publicada diez años más tarde, durante esta época Fonseca publicó otros dos relatos e imaginamos que muchos más se le quedaron en el tintero. Pues en su primera novela logramos ver el resultado del esfuerzo del escritor, ya que a través de su estilo cuidado y meticuloso contemplamos una obra madura y consistente, un caso único en la especie de las primeras novelas.

En El caso Morel nos encontramos con una reflexión profunda sobre la verdad del oficio de la escritura, en un marco metaficcional donde las historias conviven con las historias, creando una estructura de caja china. Además de una fantástica novela Fonseca nos ofrece una gran reflexión del ser humano en sociedad a través del protagonista Paul Morel, un artista que nos seducirá hasta confundirnos con la ficción y la realidad.

Rubem Fonseca revolucionó la literatura brasileña y transformó el género de la novela negra, puesto que nos impide que encajonemos sus novelas en un sólo género. Fonseca es ensayo, es autobiografía, es novela, es relato, es cuento, es ironía y es procaz, pero sobre todo Fonseca es vida. Y por ello sus historias saben a ficción real, a aquellas situaciones de lo cotidiano que hacen que nos preguntemos si estamos soñando.

Es uno de los autores brasileños traducidos a más lenguas y un firme candidato al premio Nobel, aunque a lo largo de la historia ha sido galardonado con importantes certámenes como por ejemplo el Premio Camões. Premio que ha ganado este año, Mia Couto, autor del que hablamos en el post de la semana pasada.

Como veis la globalización también nos sirve para descubrir autores tan maravillosos como Rubem Fonseca, que nos descubre la literatura de un país que vive mucho más allá de la Samba y de Copacabana.

 Todos los derechos reservados por fabiogoulart

Todos los derechos reservados por fabiogoulart

 

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

 

 

 

Anuncios

Un comentario en “literatura brasileña

  1. Pingback: Literatura Brasileña | Otras esquinas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s