Levantamos el vuelo

Bienvenidos al rincón del pájaro lector un jueves más. En realidad el último jueves…

Éste pájaro levanta el vuelo por un tiempo indefinido queridos amigos, pero no sin antes despedirme de vosotros y lanzaos un mensaje de esperanza.

Durante un algo más de un mes, cada jueves nos hemos reunido, vosotros y yo, en un ritual que cada vez se hacía más cercano. Nuestras reuniones han estado llenas de libros, de poemas, de cuentos y de personajes que se han postrado ante nosotros para llevarnos hacia lugares diferentes, rincones desconocidos y pensamientos que han florecido, de repente, en nuestras vidas.

He intentado transportaos, en la medida de lo posible, a la cara oculta de la literatura. A un mundo desconocido que se encuentre entre miles de páginas escritas y, por qué no, por miles de páginas por escribir.

Bienvenidos al secreto de la literatura, que consiste, ni más ni menos, que en sorprender, en sorprendernos. Os invito a que os sorprendáis cada día imaginando lugares diferentes, a que viajeis son moveos de la cama y que soñéis que otras vidas.

De este modo os conoceréis más y mejor a vosotros mismos, a través de sueños y secretos que solo las páginas de los libros os descubren.

No dejéis que la prisa os ahogue, que la vida os empuje a ir rápido… Siempre es un buen momento para rendirnos ante vosotros mismos y disfrutar con un libro.

Leed, leed, leed… No os puedo dar mejor consejo que éste.

Leyendo se conoce al ser humano en todas sus facetas, en todos sus momentos y desde todos sus ángulos.

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

Premio Nobel de literatura 2013

Hola un jueves más pájaros lectores,

En el post literario de hoy vamos a hablar sobre un personaje importante de 2013, el premio Nobel de literatura de esta edición: Alice Munro .

A veces sucede que los galardonados con este tipo de premios, y no me refiero solo al Nobel, atienden más a intereses personales o económicos que a inquietudes artísticas realizadas con maestría. En mi humilde opinión el caso de Munro no se encuentra entre estos.

En primer lugar porque creo que  hasta la semana pasada, la escritora canadiense era absolutamente desconocida para gran parte de la población mundial, entre la que me incluyo. Y si a través de premios, más o menos mediáticos, podemos conocer a autoras tan fantásticas como ella, bienvenidos sean los premios.

Para que conozcamos a la escritora del año os dejo este vídeo:

Además de presentar a la premio Nobel, hoy me gustaría presentar  los #micropajaros que nos habéis enviado durante esta semana.

Os queremos agradecer vuestra participación y motivación con la iniciativa. Es increíble cómo somos capaces de aprovechar hasta el más mínimo espacio y desarrollar nuestra capacidad creativa a través de la interactividad.

Podéis seguir enviando vuestros #micropajaros bajo este hashtag o a través de @6deuntiro

anatuits2

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

un reto en 140 caracteres

¡Bienvenidos un jueves más a las líneas del pájaro lector!

Esta semana tenemos que hablar de la literatura en las redes sociales, interesante ¿no?

En otros posts ya hemos hablado sobre cómo se difunde la literatura en internet y en las redes sociales. Cuando pienso en difundir la literatura a través de las redes sociales y cómo podemos hacerlo se me viene una idea a la cabeza, 140 caracteres y una sola idea, es decir, contar una historia en un tuit.

Puede parecer una locura, contar una historia en poco más que dos líneas y que esa historia tenga sentido y sobre todo que enganche al lector. Pero más que una locura es realmente complicado, usar 140 caracteres significa que cada palabra sobra, que todo se puede reducir y que todo se puede mejorar.

El “género” del microcuento (no se si se puede denominar así) no es nuevo, en el siglo VIII se encuentras los orígenes de esta forma de escribir que esta en auge. Se trata del haiku, es una forma de escritura típica japonesa en que se intenta relatar un poema en tres líneas, con unas características métricas específicas. El microcuento es una idea similar, en el caso de Twitter la red social que ha ayudado a su difusión, el único requisito métrico son los 140 caracteres que nos permite usar la red social. Dentro de ese límite encontramos distintas modalidades y temas, en función de los autores y del fin que tengan.

Esta semana os propongo un reto: escribir (vía Twitter) un microcuento (en 140 caracteres)  y compartirlo a través de #micropajaro en @6deuntiro, podéis escribir el microcuento y el hasgtag en un mismo tuit o bien por poner en un tuit el microcuento y en otro avisarnos a través de #micropajaro y @6deuntiro.

¿Os atrevéis?

¡Manos a la obra lectores (y escritores)!

#micropajaro

#micropajaro

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

Reflexión dominical

Una semana más nos habéis acompañado, en este espacio que poco a poco se llena de nuestras palabras y de vuestras miradas.

Durante estos días hemos hablado de personajes importantes, pero ¿sabéis qué? Realmente en este espacio los protagonistas sois vosotros, los que día a día vais haciendo subir los contadores de visitas, comentáis y hacéis que las palabras que escribimos se tornen de vida e ilusión.

Más allá de un proyecto universitario en cada entrada ponemos nuestras plumas de historiadores y filólogos, escribimos nuestras pasiones y conformamos nuestro futuro rodeados de amigos. La mejor manera que tenemos de convertirnos en lo que queremos ser es a través de vuestros consejos, vuestras críticas y nuestros sueños. Pero sin lugar a duda el mejor camino de convertirnos en personas y profesionales completas el día de mañana es compartir lo que nos enseñan las diferentes disciplinas que amamos y aprendemos.

Saber mucho sobre un tema no es suficiente queridos pájaros, tenemos que conocer diferentes cosas sobre diferentes temas para así lograr la realidad del conocimiento.

Leyendo y esuchando la música de los lunes educamos nuestro oído y nuestro gusto musical, aprendemos las influencias de la historia en la música y de la música en la historia. Los martes nos hacen realidad esta Historia, tenemos que escribirla con mayúscula porque nos cuentan las hazañas de grandes caballeros, de cómo los hombres destruimos con nuestros odios partes del mundo y cómo fuimos capaces de crear de la nada. Los miércoles comprendemos qué es hablar y conocemos los mecanismos de este complejo sistema que habita en nuestro interior, poco a poco descubrimos porqué la -m con la -a hace ma.

La semana avanza y a medida que el fin de semana asoma comenzamos a leer distinto, a través de los jueves aprendemos qué es leer y qué podemos leer, pero no siempre las respuestas son previsibles. Los viernes siempre son de cine, llegan los estrenos de la semana pero también llega el estreno más esperado, el conocimiento del mundo a través de las obras cinematográficas que nos ayudan a conocer al ser humano en todas su facetas. Y el sábado, bendito sábado… Como no podía ser de otra manera el sábado es contemplativo y por eso podemos, casi, tocar el arte. Arte como forma de vida que nos deja con un dulce sabor de boca y sobre todo nos recuerda que si los hombres hicieron cosas tan bellas no pueden ser tan malos.

Y los domingos queridos son el ocaso, el cielo cae a nuestros pies y nos regala una nueva semana, la oportunidad de aprender de nuestros amigos, de nuestros pájaros, para ser mejores y volar más alto.

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

literatura brasileña

Bienvenidos al vuelo literario de los jueves, esta semana vamos a hablar de la Feria del Libro de Frankfurt, que es una de las ferias literarias más importantes del mundo, por no decir la más importante.

Uno de los protagonistas de esta edición es Brasil, entre otras muchas actividades que se organizan en este maravilloso y tremendo espectáculo editorial y cultural. Como acostumbramos en este espacio vamos a tratar de un personaje importante pero desconocido… Para nosotros, para nuestro pequeño y reducido mundo, no para el resto del mundo.

Nuestro personaje importante es Rubem Fonseca. Nacido en 1925 en Juiz de Fora un pequeño municipio al sureste de Brasil. Fonseca comenzó su trayectoria literaria a una edad tardía, exactamente a los 38 cuando se dedicaba a la abogacía. Fue a esta edad cuando publicó su primer relato Los Prisioneros, se trata de once cuentos engarzados en un marco de novela negra, que creará un precedente para el novel autor que aun se mantenía deudor de muchas influencias. Poco a poco iría creando un estilo más personal, hasta ser uno de las mejores voces de la historia de la literatura brasileña.

En su primera novela fue publicada diez años más tarde, durante esta época Fonseca publicó otros dos relatos e imaginamos que muchos más se le quedaron en el tintero. Pues en su primera novela logramos ver el resultado del esfuerzo del escritor, ya que a través de su estilo cuidado y meticuloso contemplamos una obra madura y consistente, un caso único en la especie de las primeras novelas.

En El caso Morel nos encontramos con una reflexión profunda sobre la verdad del oficio de la escritura, en un marco metaficcional donde las historias conviven con las historias, creando una estructura de caja china. Además de una fantástica novela Fonseca nos ofrece una gran reflexión del ser humano en sociedad a través del protagonista Paul Morel, un artista que nos seducirá hasta confundirnos con la ficción y la realidad.

Rubem Fonseca revolucionó la literatura brasileña y transformó el género de la novela negra, puesto que nos impide que encajonemos sus novelas en un sólo género. Fonseca es ensayo, es autobiografía, es novela, es relato, es cuento, es ironía y es procaz, pero sobre todo Fonseca es vida. Y por ello sus historias saben a ficción real, a aquellas situaciones de lo cotidiano que hacen que nos preguntemos si estamos soñando.

Es uno de los autores brasileños traducidos a más lenguas y un firme candidato al premio Nobel, aunque a lo largo de la historia ha sido galardonado con importantes certámenes como por ejemplo el Premio Camões. Premio que ha ganado este año, Mia Couto, autor del que hablamos en el post de la semana pasada.

Como veis la globalización también nos sirve para descubrir autores tan maravillosos como Rubem Fonseca, que nos descubre la literatura de un país que vive mucho más allá de la Samba y de Copacabana.

 Todos los derechos reservados por fabiogoulart

Todos los derechos reservados por fabiogoulart

 

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

 

 

 

10 fuentes de inspiración literaria (fuera de lo común)

Durante esta semana hemos hablado de fuentes interesantes en internet, cuando me planteo las fuentes que utilizo sobre literatura acabo siempre en el mismo lugar, es decir, en el texto en sí. A la hora de la verdad cuando queremos saber en profundidad de una obra literaria recurrimos al propio libro, hay tantas perspectivas sobre él como lectores, por ello necesitamos hacer nuestra propia perspectiva.

En ocasiones nos dejamos llevar por prejuicios o ideas prestadas, pero para amar la lectura no es suficiente con eso, con una reseña o una crítica nos podemos hacer una idea preliminar, pero no una definitiva. En literatura, cuando no la tratamos en el ámbito académico, cuando leemos por leer y con el único fin de disfrutar debemos crear nuestro propio punto de vista, nuestra experiencia.

Para ello os traigo hoy diez fuentes de inspiración, para que sin prejuicios leamos cosas que nunca leeríamos y con ellas creemos nuestra propia búsqueda literaria, diferente, personal e intransferible.

Licencia Todos los derechos reservados por bermoraca

Flickr: Todos los derechos reservados por bermoraca

Comenzaremos nuestra ruta por un autor estadounidense J.D. Salinger posiblemente os suene de la famosísima novela corta El Guardián entre el centeno, pero además de esta obra Salinger recopiló en un libro nueve cuentos/relatos, con el título Nueve Cuentos (el autor no se complicó mucho para el título…). En esta obra podemos ver el mundo creado por el autor, los cuentos se alejan del formato  tradicional ya que el americano nos transporta a lugares misteriosos, oscuros y sobre todo propios.

De la América del sigo XX nos vamos a el México del siglo XVII, exactamente al municipio de Tepetlixpa, para leer a Sor Juana Inés de la Cruz, la poetisa más representativa de la literatura novohispana de ese siglo. En la vida monástica la mexicana escribió algunos de los poemas amorosos y dramáticos más bellos escritos hasta ahora. A primera vista podemos pensar que los poemas de Sor Juana Inés de la Cruz son propios de la literatura mística o religiosa, pero la poetisa va mucho más allá. El enredo inteligente, el amor verdadero o el tratamiento de la mujer como personaje fuerte son algunos de los temas más tratados por la poetisa mexicana.

Del continente americano a la Alemania nazi, de la mano de uno de los supervivientes a esta tragedia, Victor Klemperer. El periodista, empresario y filólogo escribió una serie de apuntes en torno a la manipulación del lenguaje en el tercer Reich y cómo se usaba la lengua como arma. La lengua del tercer Reich es una oportunidad para conocer una de las mayores tragedias de la historia desde esta perspectiva, como cada miércoles nos cuenta Jesús la lengua es nuestro modo de vida y nuestra aliada, pero ¿qué pasa cuándo se convierte en nuestra enemiga?

Seguimos con nuestra ruta sobre fuentes de inspiración literarias (fuera de lo común).

Esta vez aterrizamos en África, de la mano del escritor mozambiqueño Mia Couto. He de decir que de los autores que llevamos es el único que vive aún, por ello tenemos la oportunidad de leer entrevistas con él tan maravillosas como la que publicaba El País esta semana. Tierra Sonámbula es la primera novela del autor, publicada en 1992 nos cuenta una historia tan mágica que parece real, con la guerra de Mozambique como fondo, la humanidad con la escribe Couto es sin lugar a dudas devastadora.

 Algunos derechos reservados por Mario Lamo Jiménez

Algunos derechos reservados por Mario Lamo Jiménez

Estados Unidos, México, Alemania, Mozambique… pero ¿y España?

Hablamos de Vicente Aleixandre , uno de los mayores exponentes de la Generación del 27 y uno de los pocos españoles en recibir un premio Nobel de Literatura. Ha cautivado a varias generaciones con su poesía surrealista, pura y sobre todo fuera de lo común. Mucha gente lee a Aleixandre, pero pocos lo comprenden de verdad y mucho menos llegan al final de su obra, ¿te atreves? Prueba a empezar con La destrucción o el amor, donde te sorprenderán poemas tan increíbles como este:

Las manos

Mira tu mano, que despacio se mueve,

transparente, tangible, atravesada por la luz,

hermosa, viva, casi humana en la noche.

Con reflejo de luna, con dolor de mejilla,

con vaguedad de sueño,

mírala así crecer, mientras alzas el brazo,

búsqueda inútil de una noche perdida,

ala de luz que cruzando en silencio

toca carnal esa bóveda oscura.

(…)

No podía faltar en este (extensísimo) post una referencia a la literatura oriental, pero en este caso de la mano de un filósofo alemán Leo Strauss, quien ha transformado el clásico El libro de Maimónides . Maimónides fue un rabino, médico y teólogo judío en la Al-Andalus de la Edad Media, Strauss se basó en su obra para tratar la problemática teológica-política contemporánea.

Volvemos al continente americano, en concreto a Argentina, con Martín Caparrós con su novela Los living. Trata el peronismo desde la perspectiva de Nito, el protagonista, en una convulsa Argentina que se transforma constantemente Caparrós nos la muestra a través de una serie de microrelatos engarzados, en los que los verdaderos protagonistas son los muertos que han de permanecer entre nosotros, para no olvidarnos de su historia y no repetirla.

La siguiente recomendación es vía internet. No es una obra en sí, es más bien, un cuaderno de bitácora de un poeta, escritor y profesor de la Universidad de Navarra Javier de Navascués. En su blog El Sur es el Norte cada día nos relata la realidad de su obra, de su vida y de sus inspiraciones. A través de sus vivencias comprendemos que la inspiración esta en aquello que nos rodea, en nuestros recuerdos, en aquellos que nos quieren y, por qué no, en nosotros mismos.

Vamos llegando a la décima recomendación, pero antes la novena. En este caso recordaremos un clásico de la literatura universalMujercitas de Louisa May Alcott. Ya se que muchos habréis leído la novela y lo que no habréis visto la película, pero ¿con cuántos años? Os reto a que probéis a leer libros de vuestra infancia, como Mujercitas, ahora. La sensación de la transformación que has vivido es increíble, a veces al releerlos te defraudan y otras te gustan aún más. En cualquiera de los casos eres capaz de mirar la historia con otro punto de vista y de apreciar detalles que en la primera lectura pasarías por alto.

Por último, os dejo un blog de crítica literaria de lo más interesante. Moleskine Literario nos recomienda, despedaza, amordaza, alaba y enseña toda clase de literatura desde un punto de vista profesional pero accesible a todos los públicos.

¡No os canséis de leer si tenéis hambre de mundo!

 Todos los derechos reservados por Alejandra_26

Biblioteca de los libros raros, Toronto
Todos los derechos reservados por Alejandra_26

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

IMPACTANTE CASO UN: LITERATURA DIFERENTE

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

(…)

Gabriel Celaya

Hoy os traigo un fragmento del poema La poesía es un arma cargada de futuro del poeta guipuzcoano Gabriel Celaya. Durante esta semana hemos hablado de sucesos que nos han marcado o que han marcado a la sociedad de alguna manera, es decir, hemos hablado de cambios del pasado.

Los jueves son días revoltosos y traicioneros, que nos ponen la miel en los labios con el fin de semana, que nos sacan de los apuntes para ponernos una caña en la mano… pero sobre todo son días para pensar en el futuro (los planes del resto de la semana). Los jueves son, más o menos, los lunes buenos.

Aprovechando el meridiano de la semana y que nuestras cabezas están en plena ebullición, me gustaría proponeos una reflexión. ¿Puede cambiar una sociedad a través de la literatura? ¿Qué efecto tienen los poetas, los novelistas o los ensayistas en los pueblos?

Que los estilos literarios cambian con la sociedad es evidente, los escritores son hijos de su época y escriben acorde a esta. Los géneros literarios, los estilos o los temas sobre los que escriben los autores evolucionan, pero ¿pueden los escritores cambiar su época y no al revés?

Para respondernos a esta pregunta debemos limitar un poco la época histórica a la que nos referimos, tenemos un campo de estudio tan amplio que es imposible abarcarlo en su totalidad en un espacio como este. Para respondernos olvidémonos (solo por un momento) de  los clásicos de la literatura que, efectivamente, han cambiado nuestra manera de pensar y de vivir. Desde la Ilíada de Homero hasta las Penas del Joven Werther de Goethe. Limitémonos a aquellas obras que, en nuestra época, con la velocidad del instinto tienen la capacidad de movernos de la silla, levantarnos de la cama e iniciar revoluciones en pijama. Los cambios, siempre, empiezan desde lo cotidiano, desde lo conocido para salir a lo desconocido y transformarlo.

¿Se escriben, hoy por hoy, libros con esa capacidad?

Tal vez deberíamos cambiar esa pregunta, e interrogarnos acerca de si leemos lo suficiente como para dejar que los autores desarrollen tanto su capacidad como para crear obras con ese poder. Ahora bien, actualmente si se lee. Ahora estas leyendo.

El mundo ha cambiado tanto en nuestra época, y sobre todo tan rápido, que pensar que la literatura se reduce al libro como soporte físico o digital sería descabellado. Podemos encontrar literatura en un tuit, como hace @EscribirconV, ¿un cuento en 160 caracteres? Es posible. También en un guión de cine, qué me decís de Annie Hall de Woody Allen, ¿no es acaso digna del Pulitzer?. ¿Y en un videojuego? Quizás la saga de videojuegos Final Fantasy recoja algunas de las mejores historias escritas en las últimas décadas.

Con esta nueva manera de entender la literatura, de vivirla, quizás podamos responder afirmativamente a nuestra pregunta inicial. Cualquier tipo de literatura, en cualquiera de sus soportes, tiene en la actualidad la capacidad de movernos, de moverte hoy jueves y lanzarte hacia lo desconocido.

El concepto de literatura cambia porque cambiamos nosotros, y a la vez nos cambia. Porque esta en lo cotidiano, en lo real, porque si abres tu timeline de Twitter o de Facebook encontrarás, seguro, autores anónimos que escriben para ti. Pon la tele y encuentra una buena película, ¿qué dice su guión?. Enciende la PlayStation y sumérgete en un buen juego.

¿Es esa la literatura que nos cambia hoy? Yo quiero pensar que SI, que los libros tienen la capacidad invariable de encontrarnos con nuestro lado humano, pero esa clase de literatura también. Lo que nos hace sentir, nos emociona, lo que nos mueve nos cambia, nos impulsa a mirar más allá de nosotros mismos, a ser mejores y a hacer cosas mejores.

Imagen

Gamers en papel Licencia de Creative Commons

 is licensed under a

CC Reconocimiento-No Comercial

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan