Levantamos el vuelo

Bienvenidos al rincón del pájaro lector un jueves más. En realidad el último jueves…

Éste pájaro levanta el vuelo por un tiempo indefinido queridos amigos, pero no sin antes despedirme de vosotros y lanzaos un mensaje de esperanza.

Durante un algo más de un mes, cada jueves nos hemos reunido, vosotros y yo, en un ritual que cada vez se hacía más cercano. Nuestras reuniones han estado llenas de libros, de poemas, de cuentos y de personajes que se han postrado ante nosotros para llevarnos hacia lugares diferentes, rincones desconocidos y pensamientos que han florecido, de repente, en nuestras vidas.

He intentado transportaos, en la medida de lo posible, a la cara oculta de la literatura. A un mundo desconocido que se encuentre entre miles de páginas escritas y, por qué no, por miles de páginas por escribir.

Bienvenidos al secreto de la literatura, que consiste, ni más ni menos, que en sorprender, en sorprendernos. Os invito a que os sorprendáis cada día imaginando lugares diferentes, a que viajeis son moveos de la cama y que soñéis que otras vidas.

De este modo os conoceréis más y mejor a vosotros mismos, a través de sueños y secretos que solo las páginas de los libros os descubren.

No dejéis que la prisa os ahogue, que la vida os empuje a ir rápido… Siempre es un buen momento para rendirnos ante vosotros mismos y disfrutar con un libro.

Leed, leed, leed… No os puedo dar mejor consejo que éste.

Leyendo se conoce al ser humano en todas sus facetas, en todos sus momentos y desde todos sus ángulos.

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

Anuncios

Premio Nobel de literatura 2013

Hola un jueves más pájaros lectores,

En el post literario de hoy vamos a hablar sobre un personaje importante de 2013, el premio Nobel de literatura de esta edición: Alice Munro .

A veces sucede que los galardonados con este tipo de premios, y no me refiero solo al Nobel, atienden más a intereses personales o económicos que a inquietudes artísticas realizadas con maestría. En mi humilde opinión el caso de Munro no se encuentra entre estos.

En primer lugar porque creo que  hasta la semana pasada, la escritora canadiense era absolutamente desconocida para gran parte de la población mundial, entre la que me incluyo. Y si a través de premios, más o menos mediáticos, podemos conocer a autoras tan fantásticas como ella, bienvenidos sean los premios.

Para que conozcamos a la escritora del año os dejo este vídeo:

Además de presentar a la premio Nobel, hoy me gustaría presentar  los #micropajaros que nos habéis enviado durante esta semana.

Os queremos agradecer vuestra participación y motivación con la iniciativa. Es increíble cómo somos capaces de aprovechar hasta el más mínimo espacio y desarrollar nuestra capacidad creativa a través de la interactividad.

Podéis seguir enviando vuestros #micropajaros bajo este hashtag o a través de @6deuntiro

anatuits2

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

un reto en 140 caracteres

¡Bienvenidos un jueves más a las líneas del pájaro lector!

Esta semana tenemos que hablar de la literatura en las redes sociales, interesante ¿no?

En otros posts ya hemos hablado sobre cómo se difunde la literatura en internet y en las redes sociales. Cuando pienso en difundir la literatura a través de las redes sociales y cómo podemos hacerlo se me viene una idea a la cabeza, 140 caracteres y una sola idea, es decir, contar una historia en un tuit.

Puede parecer una locura, contar una historia en poco más que dos líneas y que esa historia tenga sentido y sobre todo que enganche al lector. Pero más que una locura es realmente complicado, usar 140 caracteres significa que cada palabra sobra, que todo se puede reducir y que todo se puede mejorar.

El “género” del microcuento (no se si se puede denominar así) no es nuevo, en el siglo VIII se encuentras los orígenes de esta forma de escribir que esta en auge. Se trata del haiku, es una forma de escritura típica japonesa en que se intenta relatar un poema en tres líneas, con unas características métricas específicas. El microcuento es una idea similar, en el caso de Twitter la red social que ha ayudado a su difusión, el único requisito métrico son los 140 caracteres que nos permite usar la red social. Dentro de ese límite encontramos distintas modalidades y temas, en función de los autores y del fin que tengan.

Esta semana os propongo un reto: escribir (vía Twitter) un microcuento (en 140 caracteres)  y compartirlo a través de #micropajaro en @6deuntiro, podéis escribir el microcuento y el hasgtag en un mismo tuit o bien por poner en un tuit el microcuento y en otro avisarnos a través de #micropajaro y @6deuntiro.

¿Os atrevéis?

¡Manos a la obra lectores (y escritores)!

#micropajaro

#micropajaro

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

En un vuelo de domingo…

Otra semana más ha pasado. 6 pájaros más han volado por tu pantalla durante 6 días. Hoy toca que la bandada se reúna y comparta aquello cazado por cada uno.

El pájaro gallego es siempre el primero en salir a volar. Dice que con los demás está muy feliz, pero le encanta acompasarse en clave de Sol y abandonar la realidad por 3 minutos, 4 o incluso cinco…dependiendo de lo que dure la canción. Aprende este pájaro loco de cada nota que escucha y nos enseña a todos muy buena Música. Cuenta en la reunión, en el nido junto a los otros, que esta semana ha ido sobrevolando por la red lugares a los que llevar a sus compañeros para disfrutar de una música fantástica. Desde Jot Down Magazine a  Last FM, en su vuelo lunático ha mostrado las mejores fuentes en las que abandonarnos al placer de la escucha.

El pájaro catalán, de mirada verde esperanza, es la segunda que se escapa del nido. Su aleteo, tenue pero constante, es la envidia de los demás: siempre está aprendiendo nuevas formas de volar. Su experiencia, mayor que la del resto de la bandada, la hace todavía más especial que a los demás. Conoce mucho, sabe de bastante y entiende de todo. Si a este autor se le permitiese el cielo, renunciaría a él por un vuelo con ese pájaro: nada hay mejor que una conversación que te eleve a las alturas con tan fina belleza, tan rubio ropaje, tan profunda mirada, tan sabio pico. Y digo esto último porque la experiencia de este pájaro facilita que sea especialista en la Historia. Nada ocurre sin que lo sepa, siempre está detrás de todo. Maquinando, trajinando y realizando. Callada, desapercibida y disimulada. En su regreso al nido nos ha contado uno de sus grandes secretos: para intentar (nunca se puede conseguir) ser como él, es esencial saber dónde y saber qué buscar. Su favorita National Geographic y cómo no, uno de los mejores trabajos hechos, FilmHIstoria Online han permitido al nido conocer alguna historia más.

El pájaro andaluz es diferente a los anteriores. Ni vuela ni deja de volar. Agita sus alas cuando hace viento, las recoge con la suave brisa. Abandona el nido cuando está lleno, se queda en él cuando está vacío. O al revés, ni él lo sabe bien. Tiene tantas cosas en la cabeza que las hace todas…pero todas con ayuda. El vuelo de este pájaro es posible porque en el nido se aprende mucho, pero sobre todo se aprende a volar en equipo. Este pájaro de pico inquieto se interesa por la Lengua. Ese interés le hace ser algo zalamero pero procura alejarse de las pájaras. Lo que más le gusta de su misión, es que su vuelo es dependiente del de los demás. Necesita que en la música se hable lo que la historia cuenta a veces gracias a la literatura que se hace imagen en el cine para conseguir que todo sea arte. Les necesita para que su trabajo tenga sentido, y se sirve del de ellos para articular el suyo propio. En su regreso al nido ha traído las herramientas necesarias para que la comunicación sea lingüísticamente excepcional.

Este nido tiene más suerte que ninguno: cuenta con otro pájaro andaluz. Este es algo diferente al anterior, pero complementario. Si el otro es el desorden, este es el orden. No tiene ningún pelo rubio, casi blanco, más descolocado que otro. Todo lo tiene apuntado, tanto las horas a las que sale a cazar, como las de los demás. Nada del nido puede ocurrir sin que esté enterado, porque si eso ocurre…que tiemble el nido. No es lo único que le complementa con el anterior pájaro andaluz. Si ese era la lengua viva, este es la revolución 2.0: la lengua hecha arte, la Literatura. Más allá del cuaderno rojo que día tras día intenta rellenar, su revoloteo le confiere una capacidad enorme para recordar cualquier acontecimiento que ocurra entre las páginas de cualquier libro, entre los versos de cualquier poema, entre la tinta de cualquier escritor. No obstante, este pájaro zarco se ha diluido esta semana entre los secretos más profundos de la literatura menos conocida para intentar (por enésima vez) traer el hábito de la lectura profunda y auténtica al nido.

Este nido es internacional, y no por las procedencias anteriores, sino por la presente: la de este pájaro dominicano. Se puede decir que es un ave fuera de lo común: vuela porque es un pájaro, sino arrastraría sus patitas por el nido, a ser posible por el mínimo espacio del lecho. Su sueño: tener el nido más cómodo, grande y mullido de todos los que han existido. Ese relajado vuelo que tiene obliga al resto de los compañeros a que les incite a volar alto…y cuando lo consiguen no hay nadie como este pájaro para volar. Le irritan muchas cosas, una de ellas la incultura cinematográfica que abunda en la superficie. Y, tristemente, también en las alturas. Por eso, ha tomado como cruzada personal acercar los grandes clásicos y visiones del Cine, las característica que han convertido a este en el séptimo arte, tanto a humanos como al resto de pájaros. Y he de decir que lo está consiguiendo: ¿quién no ha leído su entrada o qué pájaro no a volado sobre los links que acercó al nido?

Por último, este nido tiene un último habitante: el euskal txori. Tranquilos, simplemente he dicho el pájaro vasco, pero es que este pajarraco es muy peculiar. En el nido existe una gran polaridad y algunos párrafos tienen una tremenda bipolaridad. Lo del euskal txori no es normal. Si entre los otros pueden hablar y comunicarse en píos más o menos aceptables, a este le da por piar entre x, k y z que hace s. Oye, y él tan feliz, creyendo que la sonrisa inocente de aceptación de los demás es un: claro, te entendemos. Lo mejor es su dominio del nido. Está capacitado para construir el nido 24324234234.0, mientras que el resto de la sociedad pájara está empezando el 3.0. Es otro nivel de pájaro, aunque se queje de que su nombre, euskal txori, no sea bien pronunciado. Aunque tiene un vuelo diferenciado de los demás, siempre se queda en la cola de la bandada y empuja desde allí a los demás, con alguna estructura un tanto dependiente o incluso con la ayuda de otro mercado. Sea como fuere, todo lo hace él con mucho Arte. De hecho, esta es la temática de su vuelo: el arte por el arte. Haciendo gala de su dominio en diferentes piares, el euskal txori nos acercó muchísimas fuentes para conocer y apreciar el arte. Desde aquí os invito a volar en ellas…pero no mucho tiempo: ¡corréis el riesgo de pareceros a él!

Una vez que llegó este último pájaro y todos contaron sus hazañas semanales, emprendieron nuevos vuelos hacia nuevas aventuras, nuevas temáticas que acercaros. Nueva cultura que sobrevolar, nuevo vuelo cultural.

Reflexión dominical. En resumen…

¡Una semana más con vosotros y con la cultura!

Esta vez hemos tratado de exponer un caso impactante de cada sección. Gracias a los temas elegidos, ¡la semana ha sido de lo más interesante y enriquecedora! ¿Os lo recuerdo?

El lunes, día que dedicamos a la música, Brais nos despertó con una visita inesperada por el recorrido de Pink Floyd. A través de su post nos cuenta que son un grupo que comenzó con un rock psicodélico y, más tarde, se decantó por una psicodelia tardosesentera. Una música apasionante.

Luego, en los martes históricos, os hablé del reino franco: de sus orígenes, de Clodoveo, del paso de la dinastía merovingia a la carolingia, de los mayordomos de palacio, de las intrigas que llevó a cabo Pipino… Un recorrido por las tierras galas de hace más de diez siglos.

Dedicamos el miércoles a la Lengua. Jesús nos cuenta su flechazo por la Lingüística y nos hace ver que debemos tener “esperanza en la gramática“, puesto que utilizamos la lengua, un sistema lingüístico, para comunicarnos. Un tema muy interesante en el que pocas veces, por desgracia, nos paramos a pensar.

El jueves, Ana nos hizo ver que las personas cambiamos y, por ello, también lo hace nuestra literatura. Expone un punto de vista sobre cómo es la literatura “de ahora”: no sólo tenemos los libros como soporte de la literatura, en la actualidad también lo son los videojuegos, las películas, los tuits… Piénsalo: ¡es una literatura diferente!

Y luego, American Beauty. Qué mejor que estar acompañados de una buena película para empezar bien el fin de semana. Una película que propone esfuerzo para vivir un futuro mejor. Giselle, en la sección de cine, nos habla de “la belleza infinita de las cosas simples”. Increíble.

Por último, el sábado de Aurken nos trasladó a la Florencia renacentista, un lugar donde el arte es distinto. Es todo: un momento, un lugar, unas personas, unas circunstancias económicas; las que permitieron ese despliegue artístico en la ciudad italiana.

Ha sido una semana con muchas novedades intelectuales y llena de cosas que aprender. Confío en que, como yo y los otros cinco pájaros, hayáis disfrutado mucho y ya empecéis a conocernos. De momento, that’s all folks, my friend! Y, como dice Giselle: “No olviden observar y pensar, es gratis. Procuren no estar muertos”.

Maria RT
@mariarocat

IMPACTANTE CASO UN: LITERATURA DIFERENTE

LA POESÍA ES UN ARMA CARGADA DE FUTURO

Cuando ya nada se espera personalmente exaltante,
mas se palpita y se sigue más acá de la conciencia,
fieramente existiendo, ciegamente afirmado,
como un pulso que golpea las tinieblas,

cuando se miran de frente
los vertiginosos ojos claros de la muerte,
se dicen las verdades:
las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen los poemas
que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
piden ser, piden ritmo,
piden ley para aquello que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
con el rayo del prodigio,
como mágica evidencia, lo real se nos convierte
en lo idéntico a sí mismo.

(…)

Gabriel Celaya

Hoy os traigo un fragmento del poema La poesía es un arma cargada de futuro del poeta guipuzcoano Gabriel Celaya. Durante esta semana hemos hablado de sucesos que nos han marcado o que han marcado a la sociedad de alguna manera, es decir, hemos hablado de cambios del pasado.

Los jueves son días revoltosos y traicioneros, que nos ponen la miel en los labios con el fin de semana, que nos sacan de los apuntes para ponernos una caña en la mano… pero sobre todo son días para pensar en el futuro (los planes del resto de la semana). Los jueves son, más o menos, los lunes buenos.

Aprovechando el meridiano de la semana y que nuestras cabezas están en plena ebullición, me gustaría proponeos una reflexión. ¿Puede cambiar una sociedad a través de la literatura? ¿Qué efecto tienen los poetas, los novelistas o los ensayistas en los pueblos?

Que los estilos literarios cambian con la sociedad es evidente, los escritores son hijos de su época y escriben acorde a esta. Los géneros literarios, los estilos o los temas sobre los que escriben los autores evolucionan, pero ¿pueden los escritores cambiar su época y no al revés?

Para respondernos a esta pregunta debemos limitar un poco la época histórica a la que nos referimos, tenemos un campo de estudio tan amplio que es imposible abarcarlo en su totalidad en un espacio como este. Para respondernos olvidémonos (solo por un momento) de  los clásicos de la literatura que, efectivamente, han cambiado nuestra manera de pensar y de vivir. Desde la Ilíada de Homero hasta las Penas del Joven Werther de Goethe. Limitémonos a aquellas obras que, en nuestra época, con la velocidad del instinto tienen la capacidad de movernos de la silla, levantarnos de la cama e iniciar revoluciones en pijama. Los cambios, siempre, empiezan desde lo cotidiano, desde lo conocido para salir a lo desconocido y transformarlo.

¿Se escriben, hoy por hoy, libros con esa capacidad?

Tal vez deberíamos cambiar esa pregunta, e interrogarnos acerca de si leemos lo suficiente como para dejar que los autores desarrollen tanto su capacidad como para crear obras con ese poder. Ahora bien, actualmente si se lee. Ahora estas leyendo.

El mundo ha cambiado tanto en nuestra época, y sobre todo tan rápido, que pensar que la literatura se reduce al libro como soporte físico o digital sería descabellado. Podemos encontrar literatura en un tuit, como hace @EscribirconV, ¿un cuento en 160 caracteres? Es posible. También en un guión de cine, qué me decís de Annie Hall de Woody Allen, ¿no es acaso digna del Pulitzer?. ¿Y en un videojuego? Quizás la saga de videojuegos Final Fantasy recoja algunas de las mejores historias escritas en las últimas décadas.

Con esta nueva manera de entender la literatura, de vivirla, quizás podamos responder afirmativamente a nuestra pregunta inicial. Cualquier tipo de literatura, en cualquiera de sus soportes, tiene en la actualidad la capacidad de movernos, de moverte hoy jueves y lanzarte hacia lo desconocido.

El concepto de literatura cambia porque cambiamos nosotros, y a la vez nos cambia. Porque esta en lo cotidiano, en lo real, porque si abres tu timeline de Twitter o de Facebook encontrarás, seguro, autores anónimos que escriben para ti. Pon la tele y encuentra una buena película, ¿qué dice su guión?. Enciende la PlayStation y sumérgete en un buen juego.

¿Es esa la literatura que nos cambia hoy? Yo quiero pensar que SI, que los libros tienen la capacidad invariable de encontrarnos con nuestro lado humano, pero esa clase de literatura también. Lo que nos hace sentir, nos emociona, lo que nos mueve nos cambia, nos impulsa a mirar más allá de nosotros mismos, a ser mejores y a hacer cosas mejores.

Imagen

Gamers en papel Licencia de Creative Commons

 is licensed under a

CC Reconocimiento-No Comercial

Ana Delgado Barragán

@delgadobarragan

Reflexión dominical. En resumen…

Durante la semana que acaba de concluir os hemos hecho seis propuestas distintas, seis formas de entender la realidad, seis maneras de explicar la realidad, de manifestar distintos sentimientos.  Para los que no nos conozcáis, los seis estudiamos disciplinas que abarcan esos temas que vamos a tratar, ya bien sea Historia , Filología o Periodismo. No en pocas ocasiones, al preguntarme por mis estudios, mi interlocutor se queda sorprendido al escucharme decir “Historia y Periodismo”. Acto seguido enuncia “caramba, !qué bonito¡ Siempre quise estudiar algo por el estilo, pero nunca me atreví”.

El estudio de las Humanidades no solo es algo vocacional,  hacia el cual se orientan personas con una sensibilidad muy concreta. Además, el estudio o el interés por las Humanidades proporciona una visión distinta de la realidad. En un mundo donde abundan los binomios tales como blanco-negro, rojo-facha, capitalismo-comunismo las Humanidades proporcionan una infinita gama de matices a aquellos que se adentran en sus diversas ramas. Gracias a esos “cristales de colores” que la Historia, la Filosofía, el Arte, la Música, el Cine, la Lengua o la Literatura nos proporcionan podemos apreciar los matices de la vida. Que todo tiene sus pros y sus contras.

Dalí

Te animamos, a ti lector, a que te intereses por lo que a nosotros nos apasiona. A que te detengas en lo que a nosotros nos obnubila. A que participes (aunque sea un poquito) de nuestra vocación, de lo que nos realiza como personas. A que leas a Kundera, escuches a Alex Turner, estudies la Edad Media, te intereses por el mundo del lenguaje, veas una película de Stanley Kubrick (aunque no la entiendas) o a que vayas al Museo del Prado alguna vez en la vida.

Solo con eso, ya seríamos muy felices de haber hecho que alguien se interese por la cultura. Por  aquello que nos hace felices. Por aquello que nos emociona.

2924674925_bdbb08b347

Brais Cedeira Comesaña @RiiseRisketos