El Hecho más importante de la Lengua en 2013: que es el año anterior al 2014

Puede pareceros raro el título de este post. ¿Cómo lo más importante de este año que ya estamos acabando va a ser eso mismo, que se acaba? Diréis que estoy loco y pensaréis…mejor no saber en qué pensáis cuando leéis el post. 

Pues sí, lo más relevante del 2013 es que se acaba. Mejor dicho, que tras él empieza 2014 y os podéis preguntar por qué. Tranquilos, os lo voy a contar pero antes sí voy a ser coherente con el resto de vuelos que esta semana vais a leer en este blog y voy a contaros, de forma escueta, un par de acontecimientos importantes que hayan ocurrido en 2013. 

2013 es un año en el que han muerto unas 300 lenguas (¡¡tranquilos!! vuestro inglés, francés, alemán o chino sigue existiendo). Siempre, desgraciadamente, mueren lenguas en el mundo (un  buen libro sobre el tema es La muerte de las lenguas, del genial David Crystal). Quizá ellas solo eran hablada por 300 o por 20 personas, pero es una lengua al fin y al cabo y ha desaparecido. Por el contrario, han nacido unas 10-15 lenguas, la mayoría mezclas de las muertas anteriores. 

Siguiendo con la temática obituaria, también han fallecido grandes filólogos en el siglo XX. Primero podemos empezar por Jünger Untermann (Premio Príncipe de Viana de la Cultura) lingüista alemán, especialista en el origen de las lenguas indoeuropeas. Un mes después, el 24 de marzo, nos dejaba la gran filóloga y profunda románica Mar Fernández Vázquez, quien profundizó su estudio en la literatura infantil. Un día antes del día grande de Pamplona, es decir, el 6 de julio, fallecía en Montevideo Juan Itroini, profesor uruguayo y magnífico escrito que, además, era filólogo. Destacó en su profundo lirismo empleado en sus cuentos. El 2 de agosto nos dejaba el lingüista (más que filólogo) José G. Moreno Alba quien, desde el otro lado del Atlántico investigó con profundidad la lengua hispana, sobre todo en los dialectos hispanoamericanos. La Academia se vestía de luto el 17 de septiembre cuando Martín de Riquer fallecía a los 99 años de edad, 80 de esos años dedicados a la filología donde destacó en la literatura medieval y del que algunos decían que fue el último gran humanista de Europa. Un mes después, otro grande de la Lengua española, como Manuel Ariza, del que hablamos en el anterior post. Esta vez en su faceta histórica de la lengua

Pues sí, quizá desde un punto de vista basado en el deceso eso ha sido lo más importante. No por esas personalidades que nos han dejado, que también, sino por su extensa aportación a la Lengua española. Ellos han sido amantes del idioma, jugladores de la lengua y aristócratas de la gramática. Pero no solo eso. De ellos, de su ayuda, de su aportación, de su entrega, surge lo más importante del 2013: que en 2014 se publicará la 23ª edición del Diccionario de la Real Academia Española. Tendrá amplias novedades  que buscarán enriquecer el Diccionario, modernizarlo y hacerlo más coherente. Las actualizaciones  vienen recogidas ya en la web de la Academia

 

Jesús Álvarez Frías

@jesusalfri