El último vuelo

Durante todas estas semanas hemos podido disfrutar de lo mejor de la música de nuestro pasado siglo. Desde las atmósferas del Dark Side Of The Moon, pasando poor Led Zeppelin y hasta llegar a lo mejor de este año, con Arctic Monkeys o Queens Of The Stone Age. Ha sido un placer poder ofreceros la música de la que disfruto, aunque no por ello os obligo a que la escuchéis. Porque al fin y al cabo, lo importante es que escucheis música, de cualquier tipo, de toda, sin complejos.

Un saludiño, y hasta pronto !!

@RiiseRisketos

Anuncios

LO MEJOR DE 2013

 

¡Feliz lunes queridos pájaros!  Ya son muchas semanas juntos, y hemos hablado de muchos temas en todos estos días.  Seguiremos aun durante algún tiempo  en contacto, hablando de cosas interesantes.

Ya va llegando el final del año, y este 2013 ha sido un año  de bastante nivel en cuanto a nuevas publicaciones discográficas. Por lo general estas clasificaciones suelen ser bastante injustas, y personalmente no creo que pueda establecerse una lista de “las mejores” canciones de un año, de una década, o de la historia. Hoy os ofreceré los estrenos que a mi más me han gustado este año. Cinco propuestas distintas, espero que os gusten.

Kakkmaddafakka: Con 3  discos en su haber, los noruegos Kakkmaddafakka han revolucionado el panorama musical. Tras la publicación de su nuevo disco “Six months is a long time” estos chicos se lanzan a una nueva gira por Europa,  haciendo varias paradas en nuestro país. Ya en la anterior gira por nuestras tierras pudimos comprobar que una de las principales bazas de la agrupación encabezada por los hermanos Vindenes reside en la actuación en directo. Ocho personas sobre el escenario parece que son demasiadas, pero es que no sobra ningún elemento en esta colorida conjunción de funk, reggae, soul, rock y algo de ska por el medio. Con tal cantidad de ingredientes ofrecen un plato único e irrepetible, que te produce ganas de bailar prácticamente instantáneas. En particular del disco de este año he puesto en la lista.

Queens Of The Stone Age: para mí se han marcado el disco del año. “…Like Clockwork” es una obra sin precedentes en la formación encabezada por Josh Homme. Un disco con muchas capas de guitarras, con diversas texturas.  En diversas canciones han realizado colaboraciones Alex Turner (Arctic Monkeys) o Dave Grohl a la batería. Nada sobra en eta maravillosa obra. Desde la robótica “Keep Your Eyes Peeled”, pasando por una enorme “ Kalopsia”, y hasta el final con la descomunal “..Like Clockwork”, la canción que da nombre al disco. Un auténtico discazo que se escucha de principio a fin, de una tacada. Un disco con muchos matices, que no debéis perder por nada del mundo.

Arctic Monkeys: Quizás el regreso más esperado, y el que más eco ha tenido, dada la alta calidad del trabajo que nos han ofrecido. “AM” supone una evolución en su sonido (aún más si cabe), por la cual los de Sheffield se alejan del acelerado brit pop de sus primeros discos. Ya con “Humbug” nos sorprendían cuando todos querían enterrarlos, y se reafirmaban con “Suck it and see”, otra maravilla propiciada por la genialidad de Alex Turner. En este “AM” Arctic Monkeys inciden en  algunos aspectos en los que antes no se prodigaban tanto, ya quye nos ofrecen canciones donde destacan dos cosas muy claras, un tempo menor y una notable presencia de las líneas de bajo. Ya hace algunos meses nos anticipaban varias canciones de este nuevo disco, provocando una locura total entre sus fans. Una vez publicado el disco se ha comprobado que no se quedaba en dos singles excelentes, sino que venían acompañados de una ristra de composiciones de una calidad altísima. “Arabella” “One For The Road”, “Snapp out of it”, “Mad Sounds”… Un impecable trabajo, con el que se reafirman (aún más si ya era posible) como uno de los grandes grupos de la actualidad.

Vampire Weekend: otro conjunto cuya nueva publicación ha sido un éxito completamente rotundo. Tras su primer álbum homónimo y un “Contra” (su segundo disco) completamente aclamados y revolucionarios los neoyorquinos  han vuelto este año con “Modern Vampires Of the City”, una auténtica obra maestra del pop actual. En sí, este nuevo disco ha supuesto una revolución todavía mayor en el sonido, ya de por sí original, que presentaban en sus dos obras anteriores.  “Step”, “Ya Hey”, “Diane Young”, “Young Lion”… un disco completo en todos los aspectos.  Se confirma una vez más el éxito de estos chicos, cuya heterogénea mezcla de ritmos africanos, pop, folk, rock alternativo incluso algo de hip-hop consigue un sonido único, fresco, alegre y extravagante. Pero que funciona, que engancha, y que es coherente en sí mismo.

Black Sabbath: no se han alineado los astros, pero casi. Los padres del heavy metal, que allá por 1968 sacaban su primer disco iniciando una década prodigiosa durante los años setenta, han vuelto a juntarse este año. Sin el batería Bill Ward, Ozzy Osbourne, Tonni Iomi y Geezer Butler se han juntado de nuevo. La vacante de Bill Ward ha sido ocupada por el batería de Rage Against The Machine, Brad Wilk. El resultado ha sido un álbum más que decente que recuerda a los mejores éxitos del Sabotage, PAranoid, Sabbath Bloody Sabbath o Master Of reality entre otros. El primer single del disco, “ God is dead”, “ Age of reason” “ Methademic” o “ End of the Beginning” son algunas de las buenas canciones de este disco, que sin duda supone la culminación de un regreso más que esperado por el panorama mundial del rock.

Desde luego estas listas son siempre injustas , y me dejo fuera artistas de la talla de Manel (en el panorama nacional), The Winery Dogs, The National, Trivium, Dream Theater, Jack Johnson, Crystal Fighters,  The Strokes… Y muchos otros notables artistas. Espero que mi recomendación os pueda servir. Os he hecho una pequeña lista de  algunas canciones de esos discos que os recomiendo. Para alguna otra que queráis, no tenéis más que consultar mi cuenta de Spotify 😉

Saludiños!

@RiiseRisketos

La música en los medios sociales

Un lunes más estoy con vosotros para explicaros lo más relevante del panorama musical tanto en la actualidad como a lo largo de la historia. La semana pasada hablábamos de la grandeza y complejidad de un grupo como Led Zeppelin, una formación que consiguió toda su popularidad a base de conciertos y de sonar en las radios de toda Europa y sobre todo Estados Unidos, donde primero se les reconoció una gran fama, donde primero supieron apreciar el enorme talento del conjunto formado por John Henry Bonham, John Paul jones, Jimmy Page y Robert Plant.

Como ya dije la semana pasada, Led Zeppelin comenzaron su andadura en el mundo de la música en 1968, todavía muy lejos de lo que hoy ha supuesto para la música la revolución de las nuevas tecnologías, de internet. Hoy en día cualquier grupo tiene su página personal en Facebook, donde los fans van siendo informados de las actividades de la banda, de los próximos conciertos, de sus movimientos, de cómo avanza el proceso de grabación de un disco…

Son épocas distintas, ya que en su día los grupos de décadas pasadas no tenían apenas difusión en los medios, solo los más destacados aparecían en radio y en televisión. Y en muchas ocasiones preferían no aparecer, como es el caso de Metallica, cuya fama en los ochenta se la ganaron sin contar con las televisiones ni con ningún medio de comunicación.

Por otro lado, a día de hoy todo el mundo puede tener su canal en Youtube donde mostrar los vídeos que crea conveniente, en los cuales puede aparecer tocando una nueva canción que haya compuesto, haciendo un “cover” de otra, etc. Con esto quiero decir que, al ampliar la capacidad del internauta de difundir este tipo de material la oferta se amplia, y aunque los grupos del momento consiguen una gran difusión, también grupos desconocidos pueden adquirir una amplia difusión en muy poco tiempo, debido a la rapidez con la que la información discurre por la red. He aquí diversos ejemplos donde los grupos pueden llegar al público y hacerse conocidos

Youtube: La mayor parte de los grupos de hoy en día tienen su propio canal en el canal más conocido de internet, empleándolo de firmas muy diversas: colgando singles de su nuevo disco, videoclips de sus canciones, vídeos propios de alguno de sus integrantes… Youtube se ha convertido una herramienta fantástica para conjuntos como Arctic Monkeys, que el mes pasado sacaron su quinto álbum de estudio el cual se encargaron de publicitar a través de esta web mundial que es Youtube.

Facebook: Pocos son los grupos que no poseen ya un perfil personal en Facebook, donde interactuar con el fan , donde colgar fotos de los conciertos, donde anunciar fechas de próximos conciertos, o incluso de transmitir noticias relevantes a los adeptos al grupo en cuestión. No cabe duda de que la música ha sabido adaptarse a las nuevas tecnologías. Desde su  perfil de Facebook  Kakkmaddafakka, por ejemplo, va colgando las fotos de su gira, los lugares en los que van actuando, etc.

Twitter: en esta red social, los grupos contactan con  el público de una forma mucho más interactiva, y van informando de su actividad cada poco tiempo. Ya conocemos la facilidad de uso que tiene esta red social, y bandas como Metallica ( que recientemente ha lanzado a los cines de todo el mundo su primera película) lo aprovechan muy bien.

Myspace: otro espacio web donde cualquier puede hacerse una cuenta, colgar su música y exponerla al público. Una red social donde se interactúa  a través de la música que cada grupo publica en ella.

En fin, como podéis ver, en las redes sociales se encuentra el espacio de encuentro entre los grupos y el público.  Aunque para algunos pocos románticos, todavía nos quedan los vinilos y los discos. por el momento.

¡Saludiños!

@RiiseRisketos

Una escalera hacia el cielo

Aquella tarde durante el ensayo Bonzo ya había estado bebiendo. Llevaba todo el día haciéndolo. Más tarde, cuando se dirigieron a la mansión de Jimmy, la fiesta continuó, vodka tras vodka. Esa misma noche, tras irse a dormir, John Henry Bonham fallecía ahogado en su propio vómito, cuarenta vodkas después. Era el 24 de septiembre de 1980.

Y es que su muerte fue tan trascendental para el futuro de Led Zeppelin como lo había sido su incursión en el grupo allá por 1968. Junto a su amigo el cantante Robert Plant  se unió a  bajista John Paul Jones y al guitarrista de sesión Jimmy Page, ambos ex miembros de los Yardbirds, en una formación que supuso en sí misma una evolución total en la historia del rock.

led-zeppelin

Google Images  by Alfredo  Cazzoli License by CC

La idea sobre la que se construyó Led Zeppelin comenzó siendo la de una banda que pretendía hacer rock duro pero un rock duro basado en estructuras de blues. Pero ojo, no al estilo  Hendrix, cuyas anárquicas composiciones conferían a sus canciones un aire de libertad y de  desenfreno. El blues-rock de  Hendrix era una bella anarquía donde se sucedían múltiples improvisaciones, con una batería con mucho redoble y sutileza, más jazz, más convencional para la época. El blues rock de Led Zeppelin era más contundente, no por ello libre de bellos pasajes de improvisaciones y de efectos sonoros, al uso de cualquier formación psicodélica tardosesentera.

La potencia de Bonham en la batería fue, sin duda uno de los rasgos distintivos de aquel cuarteto de jóvenes llamados a revolucionar el panorama musical. Hasta entonces pocos o ningún batería se habían caracterizado por un estilo en el que predominase la potencia. Quizás Keith Moon de The Who, a quien Bonham adoraba,fuera un precedente, pero lo cierto era que en aquella época la potencia en las baterías era lo menos común. El estilo jazz que predominaba en algunos percusionistas como John Densmore de The Doors, Ringo Starr  de los Beatles o Mitch Mitchell de  Jimi Hendrix Experience no tenía nada que ver con lo que ofrecía John Henry Bonham. Su potente groove en la percusión daba solidez a las composiciones (las cuales rompía de vez en cuando con  algunos redobles, una característica  esencial en el estilo de “Bonzo”), un groove cuya cadencia confería a algunas de las canciones más características del cuarteto de Londres un sonido que hasta entonces nadie se había atrevido a desarrollar o nadie en el que nadie se había atrevido a profundizar. O simplemente que nadie había querido tocar de esa forma. Uniendo potencia y virtuosismo en uno, ya que las partes de Bonzo (como le llamaban los amigos) no están exentas de virtuosismo, pero un virtuosismo a su vez plagado de furia y energía.

Pero Led Zeppelin es mucho más que un batería espléndido, quizás uno de los mejores de todos los tiempos, es mucho más que eso. Es una de esas bandas alrededor de la cual parece que todos los astros se alienan, y consiguen alcanzar la perfección en todo aquello que hacen: un batería nada convencional para la época, pura energía sobre el escenario (en sus solos de más de veinte minutos alcanzaba momentos de clímax en los que golpeaba con las manos los timbales), un guitarrista sin igual, con una capacidad  innata para jugar con los riffs, cuyo trabajo en la producción además era excelente ( los arreglos de las composiciones son prácticamente autoría suya); un cantante cuyos gorjeos conferían un aura “cuasi-bucólica” a las composiciones más folk, pero que también le daban un toque sensual a los riffs de  Jimmy Page; y un bajista cuya amplia cultura musical le permitía no solo tocar el bajo de forma impecable, sino que tocaba el piano, la flauta… Tras dos primeros discos prácticamente perfectos repletos de blues rock al nuevo estilo Led Zeppelin ( Whole Lotta Love, Since I´ve Been Loving You, Good Times, Bad Times, The Lemon Song, Moby Dick…) en  el tercer disco salían a relucir sus raíces folk, dejándose llevar en diversas composiciones acústicas como  Bron- y-Aur-Stomp o “ Gallows Pole”, aunque intercaladas con otros temas con riff típicamente “ledzeppelinianos” como era Inmigrant Song.  Al abrirse camino en todos estos géneros, en el cuarto disco pulieron ese sonido que buscaron en el tercero, para conseguir el culmen de su sonido en ese “Led Zeppelin IV“, un disco sencillamente maravilloso, que contiene canciones clásicas del repertorio Zeppelin, como Black Dog o la archiconocida balada épica Stairway To Heaven.

La grandes del primer grupo que desbancó a los Beatles del número uno de las listas en 1970 (nadie lo había hecho en ocho años) fue, en mi opinión, la gran cantidad de géneros que exploraron en sus canciones. En un momento musical donde surgieron grandes fenómenos cuya sombra perdura en la historia de la música, Led Zeppelin es uno de los que sobresale por encima de los demás con brillo propio. Un grupo de blues rock con raíces típicamente folk (Crosby, Still & Nash y Dylan eran idolatrados tanto por Robert Plant como por Jimmy Page), que además se aproximó en múltiples ocasiones a la psicodelia en aquellas largas improvisaciones sonoras de “ Dazed & Confused” o de “ No Quarter”, que llegan incluso a probar con el reggae (“Dyer Maker”). Una formación cuyos miembros no concebían tocar con nadie más que con los otros tres. Que eran como una familia.

LedZeppelinChicago75

Google Images  by Wikipedia.org License by CC

Se entiende por tanto, la trascendencia de la muerte en 1980 de John Henry Bonham. Una pérdida de una magnitud inmensa, no solo a nivel musical, sino a nivel emocional. Tan poderoso fue el shock que produjo en Robert Plant, en John Paul Jones y en Jimmy Page que Led Zeppelin no sobrevivió tampoco a esa pérdida.

Para el recuerdo nos quedan nueve discos donde están recogidas todas las joyas de este cuarteto, que otra cosa no, pero con sus composiciones se ganaron de sobra su “escalera hacia el cielo”

Ya para terminar recomiendo encarecidamente el visionado de este DVD, donde está recogida su actuación en 1973 en el Madison Square Garden. es pura energía y símbolo este directo.

Sed felices, ¡Hasta el lunes que viene! 

Brais Cedeira @RiiseRisketos

Las 10 principales fuentes en internet sobre la música

La semana pasada hablábamos sobre un gran disco de los londinenses Pink Floyd,  todo un hito de la historia de la música moderna. Realmente es bastante sencillo hoy en día acceder a joyas como esa, debido a la gran difusión de la cultura que  se produce a través de la red. Miles de usuarios en contacto, hablando y compartiendo información. Y creándola.

En cuanto a la música internet, como en cuanto a muchos otros temas, es una gran autopista de información. No solo por el hecho de que encontramos múltiples carriles donde encontrar información, sino también porque, en algunos casos, hay que pagar por esa información. Pero no nos desviemos del tema. Tanto pagando como no, en internet hay gran cantidad de lugares donde uno puede  aprender sobre música, sobre diversos estilos musicales, disfrutar de la visualización de directos, o incluso aprender a tocar algún instrumento. Hay  también diversos blogs especializados donde ya bien aficionados, periodistas o especialistas hablan sobre la música.

Os paso a comentar una lista de los que, a mi humilde juicio, resultan espacios web  indicados para aprender de música, de la historia de la música o de personajes de la misma.

Jot Down Magazine: esta revista cultural se ha puesto de moda recientemente. Trata diversos temas de interés cultural, como el arte, la historia, la filosofía, el cine, la política, y,como no, la música.  Las publicaciones se caracterizan por estar dominadas por un tono muy característico, teñidas del estilo de cada uno de los autores.  Ya sea tratando personajes relevantes en la historia de la música, momentos concretos, canciones destacadas… A través de un peculiar estilo ( dicho sea, con artículos por lo general bastante extensos y trabajados) acercan una gran cantidad de información fruto de un arduo proceso de documentación. Muy recomendable, quizás mi número uno.

Modern Drummer:  Dirigida a aquellos que ya tengan un gusto más especializado. En este espacio web, dedicado exclusivamente, a la percusión, encontramos no solo noticias relacionadas con el mundo de la batería, sino también tutoriales de aprendizaje, técnicas para principiantes o para gente de nivel avanzado, vídeos multimedia con demostraciones de los mejores baterías del mundo,etc.  Modern Drummer es seguramente la revista para percusionistas y baterías más completa del mundo,

Mondosonoro: Una de las webs en español con más información acerca de la música independiente, aunque también incluye información de otros estilos, desde la electrónica hasta el heavy metal. Entrevistas,  noticias de la actualidad más reciente del mundo de la música, reseñas de discos recién salidos del horno, entrevistas… Todo eso y mucho más en esta estupenda web.

Guitarworld: Otro espacio web para un público muy especializado , dirigido a aquellos interesados en el mundo de la guitarra. Quienes estén interesados en conocer diversas técnicas, explicadas por los más célebres guitarristas, este es su espacio web.

Rock Is Not Dead: En esta página web se centran en sobre todo en la reseña de obras célebres  del rock de los años 70, la gran época del rock en todas sus vertientes. Desde el “Sabbath Bloody Sabbath” de Black Sabbath, pasando por el “Queen II” de la banda de Freddie Mercury,  hasta el “Brothers and Sisters ” de los Allman Brothers. EL rock en estado puro, a través de jugosas reseñas sobre obras que marcaron época.

Sound Is Golden: Esta página web, formada por varios jóvenes  universitarios interesados en la música, se especializa en nuevas tendencias, sobre todo el pop y el rock alternativo actual, tanto en España como fuera. Realizando crónicas de diversos conciertos, reseñas de discos que van saliendo al mercado, nos muestran el nuevo panorama musical, anticipándose en cuanto a descubrirnos nuevos grupos. Un espacio muy de actualidad, de unos chavales que están al tanto de lo último de lo último. Especialmente recomendado.

Blog Clásico: Pero no se preocupen, amigos, también para los menos actuales contemplamos la posibilidad de informarse como el que más. En esta web podemos encontrar diversos artículos desarrollados acerca de la música más universal. La música clásica, con sus elegantes divergencias, con su evolución a lo largo de los siglos, con su importancia en cuanto a los paradigmas históricos,  con su importancia en cuanto al momento histórico en el que surge.

Binaural: este espacio está dirigido especialmente a aquellos amantes del rock de los 90, así como a aquellos cuyo género predilecto sea el flok rock de los 60/70. espacio también muy interesante.

Los documentales Behind The Music: esparcidos por Youtube y por otras webs de la red, estos documentales me parecen muy reveladores en cuanto a que nos muestran a los grupos de los que se habla vistos desde dentro, a través de los propios protagonistas. Nos muestran la historia de Pantera, de Megadeth, de Pearl Jam… Con los Behind the Music conoceréis la otra cara de las diversas formaciones del hard rock, del heavy metal o de otros géneros en la historia de la música.

Last FM : espacio web  donde se pueden encontrar una extensa y amplia variedad de oferta musical, con recomendaciones personalizdas. Eso sí, es de pago.

Por lo de más , solo un último consejo: escuchen mucha música, de cualquier tipo. De cualquier género, de cualquier estilo. No hay mejor fuente musical que la propia música

Saludiños!!!

Brais Cedeira @riiserisketos

Un caso impactante: el Dark Side Of The Moon, 40 años después (1)

Dark  Side Of the Moon : nunca la cara oculta de la luna se nos mostró tan hermosa.

En la historia de la música hay grupos que, como decía Joaquín Sabina, es indudable que han marcado estilo, que “han patentado un modo de andar”.  Nuestro caso de hoy no solo se trata de un grupo que ha marcado estilo, sino que ha dejado su huella para toda la posteridad, unos músicos totalmente adelantados a su tiempo.

Pink Floyd no tuvo unos inicios fáciles. Nacieron en el seno de una brillante y prolífica etapa de la música, en un momento trascendental en la historia cultural de nuestra civilización. El primer disco de Pink Floyd veía la luz en el año 1967, un año antes de la revolución del amor, y con el movimiento hippie en plena ebullición folclórico-cultural. La música psicodélica, tan de moda en aquella época debido al aumento en el consumo de las sustancias psicotrópicas, caracterizó el sonido primigenio de la banda. La inspiración procedía en los inicios del grupo prácticamente del primer líder de la banda, el enigmático Syd Barrett, un líder al estilo Jim Morrison en The Doors: polémico, creativo, impresivisible sobre el escenario,  envuelto en un aura de peculiaridad y misterio permanente. Los primeros discos de la banda alcanzaron una gran cantidad de elogios por parte de los críticos musicales de la época. Las extravagantes composiciones al estilo de “Astronomy Domine” o ” Lucifer´s Sam” se convirtieron a la postre en grandes éxitos de la etapa más psicodélica del cuarteto londinense.

syd barrett

Picture by Mick Rock

Tras varios discos de transición bastante mediocres (el incoherente “Atom Heart Mother” o el  intrascendente “Ummagumma” entre otros),el sonido del grupo iba a cambiar radicalmente.La inspiración del brillante líder de la formación, Syd Barrett, se agotaba. Tras acabar varias veces interno en clínicas de desintoxicación, tras jugar demasiado a la ruleta rusa de las drogas de diseño, abandona el grupo para ingresar en una clínica de desintoxicación. En cierto modo supone un palo en aquel momento para la banda, la salida forzada del que era hasta entonces su líder espiritual, el artífice de los brillantes dos primeros discos (“The Piper at the Gates of Dawn”, y “A Saucerful of Secrets”), enmarcados con el paso del tiempo como  auténticas joyas del rock psicodélico, como dos discos cuyo sonido totalmente vanguardista influenciaron a muchas otras formaciones de la época. La figura de Syd Barrett estaría muy presente (no de forma literal) de manera notable en los posteriores discos de Pink Floyd,  sobre todo en las letras de muchas de sus canciones ( sin ir más lejos la célebre “Wish You Were Here”, directamente dedicada al exmiembro de la formación). Era entonces cuando la famosa dualidad Roger Waters/David Gilmourcomenzaba a forjarse. Y Pink Floyd pulsa la tecla correcta.

Un aura de misterio estremece al ver el legendario concierto grabado en Pompeya, entremezclando imágenes de los mosaicos de la ciudad con la actuación del grupo en el centro del anfiteatro de la ciudad antaño cubierta por la lava del Vesubio. Y es que a partir de “Meddle” la formación  tomaba un nuevo rumbo. El nuevo sonido desarrollado en el disco funcionaba, dando personalidad al propio grupo. Cierto era que se alejaban (no mucho) de la escena psicodélica de la que habían nacido, pero lo hacían inconscientemente, creando un sonido totalmente innovador, un sonido único hasta entonces desconocido.Se alejaban de sus orígenes (sin abandonarlos) encaminándose hacia un punto intermedio entre el rock sinfónico y la psicodelia tardosesentera.   Ese es el sonido Pink Floyd en su  esplendor, en su más elevada concepción, del que hoy vamos a hablar en el que es su séptimo álbum de estudio, el que representa su madurez absoluta como grupo, una auténtica joya conceptual y uno de los discos más vendidos de todos los tiempos (más de cincuenta millones de copias le contemplan). Cuarenta años después, Dark Side Of The Moon sigue dando que hablar.

El disco abre con “Speak to me”,  una canción de corte instrumental que recoge la esencia pinkfloydiana de sus primeros años en forma de una “intro” espectacular, compuestas a partir de sonidos ambientales crea un gran ambiente de expectación. En un in crescendo espectacular, “Speak To Me” desemboca en “Breathe” donde los coros, las líneas de guitarra ambientales, los intensos solos de David Gilmour, lo órganos y teclados de Wright se entremezclan sutilmente. Esto será una constante a lo largo del disco, las improvisaciones alargadas en las cuales se entrecruzan las líneas de los instrumentos de forma muy hermosa. La temática de las letras, todas compuestas por Roger Waters,  giran en torno a diversos aspectos endémicos de la cultura moderna: la avaricia (“Money”),  las enfermedades mentales (“Brain Damage”, dedicada a Syd Barrett), la fugacidad del tiempo (“Time”)… Una auténtica obra de arte, un festival para los sentidos.

Cuando uno va al teatro y pretende disfrutar de un Dalí, un Goya, un Caravaggio va con tiempo, sin ningún tipo de prisa. Esa es la forma correcta de disfrutar de la experiencia. Recomiendo una experiencia similar a todo el que esté leyendo esto: cuando llegues a casa entra en Spotify, o en Youtube y busca el disco; apaga las luces de tu cuarto, baja la persiana y túmbate en cama con la habitación completamente a oscuras, y dale al play a esta maravillosa obra de arte.Escúchala de principio a fin, déjate llevar por una bella sinfonía de rock psicodélico, de canciones envolventes totalmente épicas. Dark Side Of The Moon no es solo una oda al rock sinfónico y uno de los discos más influyentes de todos los tiempos. Es una experiencia única, que cada vez que se lleva a cabo resulta completamente irrepetible. Y es que desde aquel 1973 nunca la cara oculta de la luna fue mostrada, y menos de un modo tan hermoso.

Brais Cedeira @RiiseRisketos

Reflexión dominical. En resumen…

Durante la semana que acaba de concluir os hemos hecho seis propuestas distintas, seis formas de entender la realidad, seis maneras de explicar la realidad, de manifestar distintos sentimientos.  Para los que no nos conozcáis, los seis estudiamos disciplinas que abarcan esos temas que vamos a tratar, ya bien sea Historia , Filología o Periodismo. No en pocas ocasiones, al preguntarme por mis estudios, mi interlocutor se queda sorprendido al escucharme decir “Historia y Periodismo”. Acto seguido enuncia “caramba, !qué bonito¡ Siempre quise estudiar algo por el estilo, pero nunca me atreví”.

El estudio de las Humanidades no solo es algo vocacional,  hacia el cual se orientan personas con una sensibilidad muy concreta. Además, el estudio o el interés por las Humanidades proporciona una visión distinta de la realidad. En un mundo donde abundan los binomios tales como blanco-negro, rojo-facha, capitalismo-comunismo las Humanidades proporcionan una infinita gama de matices a aquellos que se adentran en sus diversas ramas. Gracias a esos “cristales de colores” que la Historia, la Filosofía, el Arte, la Música, el Cine, la Lengua o la Literatura nos proporcionan podemos apreciar los matices de la vida. Que todo tiene sus pros y sus contras.

Dalí

Te animamos, a ti lector, a que te intereses por lo que a nosotros nos apasiona. A que te detengas en lo que a nosotros nos obnubila. A que participes (aunque sea un poquito) de nuestra vocación, de lo que nos realiza como personas. A que leas a Kundera, escuches a Alex Turner, estudies la Edad Media, te intereses por el mundo del lenguaje, veas una película de Stanley Kubrick (aunque no la entiendas) o a que vayas al Museo del Prado alguna vez en la vida.

Solo con eso, ya seríamos muy felices de haber hecho que alguien se interese por la cultura. Por  aquello que nos hace felices. Por aquello que nos emociona.

2924674925_bdbb08b347

Brais Cedeira Comesaña @RiiseRisketos